Avanzados sistemas de lavado de dinero permiten al narco comprar bonos del gobierno

  • Avanzados sistemas de lavado de dinero permiten al narco comprar bonos del gobierno

    Avanzados sistemas de lavado de dinero permiten al narco comprar bonos del gobierno

    Los recursos procedentes del narcotráfico y el crimen organizado prenetran las redes finacieras del estado y se incrustan en todas las áreas productivas

    • Bonos de deuda pública están en manos del narcotráfico
    • Utilizan empresas legales para realizar estas compras

    El crimen organizado y el narcotráfico han tocado las estructuras más profundas del estado mexicano. Se han infiltrados en todos los niveles de gobierno, han corrompido instituciones de justicia y seguridad e incluso, son compradores de bonos bursátiles oficiales, en un avanzado Sistema de lavado de dinero.

    Según Edgardo Buscaglia, especialista en temas de seguridad y justicia y Director del International Law and Economic Development Center e investigador principal en Derecho y Economía en la Universidad de Columbia, el dinero del narco está en todos lados de la economía Mexicana.

    “La delincuencia organizado desde sus distintos mercados invade, en gran medida, las compañías agropecuarias en las que la familia de Guzmán Loera tiene muchas propiedades, es una telaraña muy compleja que involucra a actores políticos y a empresarios legalizados”, dijo el especialista.

    En un hecho que es una sospecha colectiva, Buscaglia afirmó que la delincuencia organizada invade de forma permanente a las empresas que producen bienes tangibles y los mercados financieros que carecen de regulaciones para evitar estos hechos.

    BONOS DEL GOBIERNO

    “Es necesario hacer una auditoría a la deuda pública porque no en pocas ocasiones estos grupos criminales son los que compran, a través de empresas o personas ‘legales’ estos bonos que coloca el gobierno”, expresó el especialista al sitio SinEmbargo.

    Esto es un problema estrcutural, ya que aún no hay las herramientas suficientes para detectar en los sistemas bursátiles la ifnromación necesaria para concoer quiénes son los tenedores de bonos de deuda del sector público.

    “La deuda pública son pedazos de papel que se venden en un mercado y si el mecanismo de compra- venta no es transparente ni está debidamente regulado, la colocación de bonos del gobierno a tasas obscenas, en muchos casos, son un ejemplo muy claro de que son los bonos son usados por empresas vinculadas con los cárteles”, expresó.

    Pero este problema se puede agravar y tomar tonos extremos en las finanzas de los estados, en donde existen menos regulaciones y la influencia de los grupos criminales en las altas esferas de los gobiernos locales hace que esto tenga mayor impacto.

    Y puso como ejemplo los casos de las deudas públicas de estados como Coahuila, en donde sus finanzas están al borde de la quiebra y no hay responsables de estos hechos.

    “Cuando ves que la deuda publica aumenta exorbitantemente, como sucedió en Coahuila o Chiapas, te vas a dar cuenta que la delincuencia organizada se convierte en tenedores de bonos a través de empresas legales”, asegurró Buscaglia.

    En su más reciente libro Lavado de Dinero y Corrupción Política, Buscaglia cita una investigación de los científicos Walker y Unger, quienes concluyeron que desde Sinaloa se habían presuntamente realizado transacciones por mil 100 millones de dólares hacia Estados Unidos, tan sólo en 2008, es decir poco más de 11 millones de dólares diarios.

    Ante estas evidencias, el especialista señala que “entre un 20% y 40% de las transacciones que hace la delincuencia organizada son financieras, el resto son transacciones criminales no financieras”.

    Otro de los casos más sorprendentes que utilizan estos grupos, está uno en el que los opreadores financieros de los criminales diseñaron cajas especiales, del tamaño de la ventanilla de una caja de banco, para que los cajeros pudieran llevar los recursos directo a la bóveda de la sucursal en cuestión, sin demoras ni preguntas.

    “Lo anterior, continuó, es ejemplo de que el lavado de dinero producto del narcotráfico no sólo se da a través de grandes empresas o instituciones financieras como los bancos HSBC y Citibank –ambos envueltos en escándalos relacionados con el dinero de los cárteles de la droga– sino también vía los gobiernos”, afrimó Buscaglia.

    ROBOS Y EXTORSIONES

    Pero más allá de estos sofisticados sistemas financieros para lavar dinero en las grandes mercados, está la contraparte, aquella que afecat directamente los entorno económicos y los bienes productivos de la sociedad.

    Según Buscaglia, la presencia del narco en “la economía real alcanza al otro 60% de las transacciones criminales, hay un vacío de Estado porque no hay regulaciones que impidan que sigan transfiriéndose propiedades, bienes o recursos a la delincuencia organizada”.

    Y señala que los métodos que utilizan los grupos criminales son mediante acciones directas de amenazas e intimiedaciones.

    “Como hacían los Zetas, que te iban a visitar y te decían: ‘si no me escrituras esta propiedad mañana con este notario, te matamos a toda tu familia”, señala el especialista.

    En su libro, Buscaglia hace referencia a que desde 1994 existen análisis de miles de expedientes judiciales en los que dan cuenta de las ventajas comparativas que tiene el crimen organizado en al menos 111 países.

    “Existe siempre ese pacto de impunidad mafiosa, que he venido diciendo desde hace varios años, que impide que otros países implementen mecanismos como en Colombia, y eso permite que no haya corresponsabilidad entre los países para que no se activen este tipo de mecanismos”, concluyó el especialistas.

    By Bolsamanía. 

    Leave a comment

    Required fields are marked *